Los preparativos para la Boda

No cabe duda de que la decisión de casarse supone uno de los momentos más importantes para nuestra vida. Los novios irradian felicidad, los padres, la familia y los amigos de ambos llegan incluso a emocionarse de alegría y, a primera vista, da la sensación de que ya tan solo falta el ya tan esperado día de la celebración de la boda. Pero realmente no es así, ya que nos aguarda por delante un largo camino con los preparativos para la boda, que bien llevados, no tienen por qué ser una carga si no algo que hagamos juntos con ilusión.

La decisión por parte de una pareja de cambiar de estado conlleva una serie de preparativos y de cabos por atar que hace que el tiempo que existe entre la decisión y la celebración sea a veces una dura carrera hacia una meta feliz. Son muchos los detalles a tener en cuenta durante los meses previos y no debemos olvidar ningún detalle, si queremos que todo salga perfecto.

Preparativos para la boda

¿Qué se necesita para una boda?

Entre otras muchas cosas, lo primero en lo que pensamos la mayoría es en la cantidad de gastos que nos va a acarrear la boda y por eso es importante tener cada detalle controlado, para evitar sobre todo los sobre costes inesperados. La mejor solución es tomárnoslo con calma y comenzar con antelación suficiente para que podamos ir comprándolo todo poco a poco y no en el último momento y sin pararnos a comparar precios.

La fecha y lugar de la boda

Generalmente, en lo primero que se piensa es en el tipo de ceremonia y en la reserva de la fecha elegida. Para ello, tendremos que desplazarnos al lugar, bien sea religioso o civil para confirmar un día concreto. A veces, si coinciden fechas muy saturadas de bodas, incluso nos puede obligar a aplazar o a adelantar la fecha que teníamos prevista desde un principio.

El banquete

Una vez determinada la fecha exacta de la celebración, se deberemos pensar en el banquete nupcial y en el tipo de catering que queramos, en función del número de invitados. Para ese detalle necesitaremos primero hacer la lista de invitados e imprimir las invitaciones de boda.

Por lo que deberemos ir a una imprenta con los datos necesarios (día, hora, parroquia, padres de los novios, nombres de los novios, lugar de celebración, etc.) y encargar las invitaciones de acuerdo con el tipo de ceremonia o fiesta que celebremos.

Esta decisión suele ser muy personal e incluso costosa a veces, pero es un punto muy importante, ya que debemos comunicar a los invitados con bastante antelación la fecha de nuestra boda con todos los detalles. Además, deberemos empezar a pensar cómo colocar a los invitados en el banquete de bodas ya que se trata de otra tarea importante, que si la hacemos bien, nos asegurará que todo el mundo tenga una velada agradable.

La lista de regalos

No debemos olvidar tampoco la lista de regalos, para que los invitados puedan ir repartiéndoselos y no repitan. Es algo que debemos pensar bien de cara a que resulte lo más original posible.

Los trajes de los novios

Una vez resueltos estos temas, se comienza a pensar en el traje del novio, de la novia y de los padrinos. Bueno, no solo los trajes, se trata de la ropa, del maquillaje, del peinado, de los zapatos y de todo lo que hay alrededor y serán también piezas fundamentales para hacer más resplandeciente la boda.

Este apartado es uno de los que más ilusionan a las novias, quienes suelen dedicar bastante tiempo, incluso meses, a la elección del vestido hasta dar con el que siempre habían soñado. Sin embargo, la elección del ramo suele dejarse para el final, ya que deberá ir en función del vestido y del peinado que luzca la novia.

Conclusión

En general, uno de los secretos para que todo quede perfecto es organizarse bien y no precipitarse en nada, lo que evitará errores desagradables, y sobre todo, pensar que se trata de nuestro día y que, aunque a veces pueda crearnos un poco de estrés, debemos comenzar a disfrutarla ya desde los preparativos de la boda.

Los preparativos para la Boda
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario